Cómo guardar imágenes con tintas planas

En ocasiones tenemos que trabajar en Photoshop con imágenes y logotipos compuestos por CMYK y tintas directas o pantones y nos encontramos con que, una vez acabada de trabajar la imagen, no sabemos como guardarla para que conserve las tintas fielmente. Esto sucede sobretodo cuando hay que aplicarlas posteriormente en un programa de maquetación como InDesign.

En este post explicaremos brevemente cual sería una de las maneras de guardar imágenes con tintas planas de forma sencilla e indicaremos los diferentes puntos a tener en cuenta.

Para empezar, cuando quieres guardar un documento con una tinta plana, no tienes muchos formatos donde escoger. En el caso que nos ocupa, escogeremos la extensión DCS 2.0 y el resultado final será un EPS compuesto. Hay que decir que la extensión DCS solo existe a partir de las versiones CS de Adobe, en versiones anteriores no la encontrarás.

guardar imágenes con Pantone

Una vez dicho al programa que la imagen la quieres guardar en extensión DCS y activar la pestaña “Tintas planas”, surgen dudas respecto a las diversas opciones a elegir del cuadro de diálogo.

Entre las opciones hay que saber escoger la que se ajusta mejor a tu documento, aunque por norma general se usan siempre las mismas.

2

El primer desplegable es la opción “Previsualizar”. Desde aquí debes indicar la calidad que quieres que tenga el archivo cuando se vea en el programa de destino. Generalmente se hace una previsualización en baja ya que no es imprescindible un resolución alta. Lo que importa es que una vez hecho el PDF final para impresión la imagen se vea en alta. Si trabajas en MAC la opción a escoger es la “MACINTOSH (8 BITS/PIXEL) y si lo haces con PC escoger la opción “TIF (8 BITS/PIXEL). Hasta aquí fácil.

El siguiente desplegable es “DCS”.  Aquí tienes varias opciones a escoger dependiendo de las características de tu documento.

EN EL BLOG -  La gestión de color no es ningún cuento

En el caso que nos ocupa, es recomendable elegir la opción de Archivo múltiple con compuesto de color , ya que con esto te aseguras de que todas las tintas aparecen correctamente en el archivo final.

3

En “CODIFICACIÓN” es donde se determina la manera en que los datos se traspasan a un dispositivo PostScript. Es decir, el lenguaje que quieres que tenga el documento final. Dependiendo del entorno en que trabajes podrás usar el ASCII o Binario.

El más utilizado es el formato ASCII ya que es el más universal y el que da menos problemas de lectura, aunque generará un documento de mayor tamaño que en el formato Binario.

4

Después queda activar las pestañas Incluir la trama de semitono e Incluir función transparencia para que conserve las características a nivel de lineaturas y transparencias del documento original y no tener sorpresas desagradables.

Y por último está la opción Interpolación de imagen que se activaría para suavizar la imagen, en casos en que se sabe a ciencia cierta que ésta no tiene calidad suficiente. Por norma general no se suele usar pero siempre está bien tener esa opción.

Una vez guardado se obtiene un archivo independiente de cada separación y uno en formato EPS con todas las separaciones acopladas, que contiene toda la información necesaria para reproducir tu imagen fielmente en cualquier programa de maquetación.

De esta manera te aseguras un final feliz sin dar muchas vueltas y de forma rápida y eficaz. No dudes en probarlo y darnos tu opinión. Siempre estamos dispuestos a mejorar nuestros métodos!

Summary
Cómo guardar imágenes con tintas planas
Article Name
Cómo guardar imágenes con tintas planas
Description
Te explicamos una de las maneras de guardar imágenes con tintas planas desde Photoshop para posteriormente poder trabajarlas en InDesign.
Author
Desfaziendo Entuertos