Como continuación a una antigua entrada (bastante antigua por cierto) que en su día dediqué a la creación de textos ficticios,  hoy me he acordado de los problemas que surjen cuando también necesitamos presentar imágenes ficticias en un “monstruo” dirigido al cliente.

Cuando comenzamos a diseñar el monstruo de una publicación, hemos de contar entre otras muchas cosas con el tamaño de las imágenes que van a integrarse dentro de ésta, pero claro, es un completo engorro dedicarse a buscar imágenes falsas que cuadren en nuestra maqueta. Es bastante más sencillo generar las imágenes a nuestro gusto para este propósito.

Con ese fin existe http://lorempixel.com/ que nos permite generar imágenes con el tamaño (e incluso temática o modo de color) que nosotros indiquemos. La única advertencia que he de hacer es que el tamaño ha de ser expresado en pixeles.

Imágenes ficticias para tu monstruo

Pero claro, entendiendo que indicar el tamaño en pixeles no es algo muy habitual en la maquetación de artes gráficas (por lo menos para mí), lo suyo es usar una calculadora que nos haga la conversión de centímetros a pixeles.

Esa conversión se puede hacer perfectamente en casi cualquier aplicación de retoque de imágenes (Photoshop, Gimp,…), pero es muy posible que el cálculo sea más rápido haciéndolo en translatorscafe.com. En esta página es posible hacer el cálculo contrario (de pixeles a centímetros)

Suponiendo que la imagen que pretendemos crear no necesariamente necesitará una gran resolución debido a su carácter “monstruoso”, sólo nos hará falta indicar  el tamaño en centímetros y una resolución baja (72 ppp por ejemplo)

Espero que estas dos páginas/utilidades sirvan a los lectores de Desfaziendo Entuertos para controlar a los monstruos y así mantenerlos a raya.