Retocar JPG como si fueran RAW con Photoshop CS3

Seguro que ya sabes que uno de los formatos más comunes que se utilizan en fotografía digital es el RAW. En principio, es un tipo de formato que permite la corrección de una fotografía bajo innumerables parámetros con lo que esto implica para el procesado digital de las imágenes y los resultados que se pueden obtener mediante éste.

¿Qué es el formato RAW?

RAW (en inglés crudo) es un formato de archivo digital de imágenes que contiene la totalidad de los datos de la imagen tal y como ha sido captada por el sensor digital de la cámara fotográfica. El formato RAW no suele llevar aplicada compresión (sea con o sin pérdidas) como ocurre con el popular JPEG, aunque en algunos casos sí se emplea.

Debido a que RAW contiene la totalidad de los datos de la imagen captada por la cámara y una mayor profundidad de color (por lo general 30 ó 36 bits/píxel), sus ficheros tienen un tamaño de archivo muy grande, salvo cuando incorporan compresión, en cuyo caso no aumenta tanto.

Las cámaras profesionales y semiprofesionales ofrecen por lo general la opción de grabar imágenes en el formato RAW, además del formato JPEG y eventualmente otros. También algunas cámaras compactas de nivel alto ofrecen esta posibilidad.

Continúa leyendo en la Wikipedia…

Pero nosotros, que no somos fotógrafos profesionales (pero que sí que nos dedicamos a retocar fotografías) , quisiéramos realizar ese tipo de ajustes en los originales que nos proporcionan los clientes para nuestro trabajo.

EN EL BLOG -  33 mockups gratuitos para presentar productos

Si éstos originales son JPG, se pueden realizar perfectamente estos retoques con Photoshop CS3 activando la opción Preferir RAW de cámara de Adobe para archivos JPEG en las Preferencias.

Retocar JPG como si fueran RAW en Photoshop

Ahora, cada vez que abramos un JPG en Photoshop, aparecerá una nueva ventana desde donde podremos ir ajustando las fotografías antes de abrirlas definitivamente.

Retocar JPG en vez de RAW con Photoshop

Desde aquí se puede controlar la temperatura de color, el balance de blancos, la nitidez, el equilibrio tonal…, e incluso hacer unos retoques y recortes básicos, o incluso convertir la imagen a escala de grises.

De esta forma, si muchos originales fueran similares (o tuvieran la misma procedencia), podríamos guardar las opciones de trabajo para aplicárselas a todas las fotografías de la misma manera.

No obstante, no nos engañemos, un JPG no es un archivo RAW, puesto que existen muchas diferencias entre ambos formatos. Puedes leerlas aquí: RAW vs JPEG, Cuándo, Cómo y Por Qué

Retocar JPG como si fueran RAW con Photoshop CS3
¿Cuánto te ha gustado?

También te puede interesar...